Programa para pasar foto a lápiz

El mundo del diseño web y de la imagen digital evoluciona a un ritmo asombroso, y difícil de seguir. Donde hace pocos años la fotografía digital era algo novedoso y lleno de posibilidades, a día de hoy se ha convertido en un lugar común que ya ni sorprende ni genera curiosidad en el espectador. Se hace necesario recurrir a nuevas formas de fortalecer los conceptos a nivel imagen de cara a conseguir un efecto impactante y atractivo para el cliente potencial, y eso requiere grandes dosis de creatividad. Durante los últimos tiempos, el mundo de la imagen digital ha visto cómo se han introducido y popularizado técnicas de envejecimiento artificial de fotografías, así como el retorno de la fotografía en blanco y negro y la inclusión de muchos más efectos concebidos especificamente para aportar un carácter extraordinario a cualquier diseño. La última de estas tendencias es la vuelta a los orígenes; el encanto del arte plástico y del dibujo a lápiz o carboncillo.

Las nuevas tecnologías de imagen digital permiten un nivel de edición que habría sido absolutamente inimaginable hace sólo una década. Hoy en día, incluso existe la posibilidad de pasar fotografías a lápiz mediante el uso de la herramientas adecuadas. Estos programas trabajan con algoritmos que analizan la imagen, encontrando los bordes y transformándolos en trazos naturalistas, y convirtiendo los colores en los que usaría un ilustrador profesional. Gracias a este tipo de tecnología, ahora es posible crear diseños atractivos y evocadores, que den una sensación de creación artesanal, sin salir en ningún momento de los marcos de la edición digital y sin la necesidad de tener conocimientos de dibujo.

Sketch Drawer es un programa para pasar foto a lápiz. Su funcionamiento es sencillo, permitiendo crear "fotografías a lápiz" con rapidez. Es útil tanto para profesionales del sector del diseño como para usuarios de nivel doméstico. Puede ser una clave definitiva en la realización de un proyecto visual completo, y puede servir como base para un regalo o un álbum familiar con un toque diferente. Su característica más importante es que se trata de un programa dedicado exclusivamente a esta función, por lo que su manejo es extremadamente sencillo e intuitivo, permitiendo resultados profesionales sin la necesidad de pasar por el proceso de una larga curva de aprendizaje, y en unas pocas pulsaciones de ratón. Sketch Drawer cuenta con una gama de opciones extensa pero comprensible, que permite hacer el dibujo a lápiz a medida, ajustando el resultado a las necesidades del proyecto, y abriendo la posibilidad a una gran variedad de diferentes estilos. Además dispone de la opción de trabajo por lotes, que simplifica la tarea de trabajar con amplias galerías o colecciones de imágenes, ahorrando tiempo en tareas mecánicas innecesarias.

Posted by Eugene . Last updated on 2019-12-01